.

.

28 enero, 2009

No sé si es cambio de nombre o abrir las cortinas...ambos podrían ser posibles


He de cambiar mi nombre en este espacio (ojalá asi de fácil se pudiesen cambiar algunas otras cosas que tengo en mente) y si alguna explicación me debo a mi misma será que me digo que es tiempo de abrir las cortinas y comenzar a ver que, aunque llueva a mares, y se desborde la ría, siempre hay sol arriba del nubarrón.
Bueno, no estoy diciendo que yo lo logre ver todos los dias, no!!! pero sé que existe y que está allí...eso es una forma de permitirme asomar la cabeza y ver si la lluvia me permite extender las alas y darme una vueltecita allí por donde mi alma está tranquila.

Hoy he visto pasar de todo por la ría, todo con rapidez y sin afán de detenerse...corria el agua,  pasaba y pasaba barro, palos, y aquello que se atravezara en el camino del agua. Me preguntaba el porqué cuando vienen temporales a nuestra vida, queremos detener el paso del agua desbordada y hacer de cuenta y caso que no debe suceder, que es un peligro que el agua corra de esa manera!!!, pero vamos! si vemos más allá de la suciedad que va corriendo, podremos  mirar con otros ojos que es necesario que la suciedad corra, que por más que pongamos bloqueos en nuestra alma, mente o lo que sea, siempre la corriente de la vida ha de arrasar con lo que debe llevarse que nos impide limpiar nuestros sentidos.
Al final del aguacero, viene media ciudad a limpiar los escombros...al final del aguacero de los instantes dolorosos o feos o bobos de nuestra vida, siempre hay una fuerza interior que viene a apaciguar aquello que ha sido declarado en emergencia, y dejar a un lado muchas cosas para seguir caminando hacia adelante...

No sé que es lo que estoy hablando...por Dios!!! pero me ha venido a la cabeza el decirme todo esto después de saber que hay alerta por aqui y por allá y ver cosas pasar en el agua, y ver al agua sucia correr y ver ahora de nuevo, que parece que no ha sucedido nada.
La vida mia es asi, arrasa por temporadas con aquello que creía firme, pero es necesario que sea así, un dia de estos me prometo abrir de nuevo la cortina de par en par y ver por la ventana si el sol alumbra ese día...

aire!!!!!!!!!!!!!  ¿decía que iba a cambiar de nombre cierto?, lo habia olvidado ya!

5 comentarios:

Rafael dijo...

supongo que para volar hay antes que quitarse peso.

Ana, eterna ilusa dijo...

La esencia permanece pero podemos cambiar la actitud, orgullosos de ser como somos, mejorando la sonrisa, valorando la paz.

Los temporales, las crisis, las caídas son parte del camino, el contrapunto para equilibrar nuestra percepción de la realidad.

Espero y deseo que pasadas las tormentas y los ciclones, limpios los ríos y senderos, podamos disfrutar de un sol brillante que de calor y luz al resto del invierno.

Y llegará la primavera ... sin dudarlo.

Un cariñoso abrazo.

Loretxu dijo...

sip, en ese proceso estoy Rafael, quitandome el peso que me agobia y poder llegar más allá de donde mis ojos alcanzan a ver.
Procesos...valen la pena después de todo.
Un abrazo

Loretxu dijo...

Gracias Ana, se te extraña mucho. Y estoy de acuerdo en eso que dices que Los temporales, las crisis, las caídas son parte del camino, el contrapunto para equilibrar nuestra percepción de la realidad.

Ahora estoy viendo que son más que necesarios.

Abrazos muchos para ti Ana y que la primavera floreciente llegue..

Rafael dijo...

El próximo post que voy a colgar te lo dedico a ti. Espero que te guste. Y si por lo menos lo lees, me veré más que gratificado.
Un saludo