.

.

10 agosto, 2008

Jainkoagan espero dut!

Nada nuevo ha acontecido, mi conexión va y viene justamente como mis pensamientos y mis deseos de hacer lo que debo hacer y no puedo hacerlo! que complicada.
Este dia mi pensamiento vuela, mis deseos como todos los dias, vuelan y se elevan alto y quisieran llegar allí justamente donde termino yo y comienza mi sueño. Necesito sea real prontamente, de alguna manera lo necesito.
A veces me siento agotada, siento como si nada es lo que parece. Me convierto cada minuto en asesina, mato el tiempo para ver si pasa algo bueno. No, nada pasa.
Me he vuelto cobarde en cierta manera...antes decía las cosas de frente, ahora temo que al decirlas se molesten. bueno a parte de cobarde eso es codependencia. deberia importarme nada el que otros piensen de lo que digo.

Así como Elsa lópez dice:
Cuando el cansancio es grande y tiene forma oblicua,
se sienta en el rincón más tibio de la casa
y reconstruye el mapa completo de la isla:
El reborde de espuma rizado de gaviotas.
Los volcanes al sur, al norte los barrancos.
La palma de su mano abierta bajo el cielo
en forma de caldera.
Las nubes esmaltadas,
el viento, los muros de la casa,
y la abuela sentada en el sillón de mimbre
viendo morir los barcos encima del estanque
En ese itinerario de océano amargos,
el llanto se repliega de nuevo en lo más hondo
a contemplar, sin ruido, el paso de las aves.

1 comentario:

Ana (...) dijo...

Vengo siguiendote hasta aqui y por el momento aún no entiendo tu queja, como que te quejas de algo que no llego a comprender.

Y no puede ser la vida misma porque no...