.

.

25 febrero, 2009

"No sé que hora es, y estoy aqui conmigo.Como quien dice: contigo y mejor dicho: Sola!"


Hoy no es una buena noche.
Hoy estoy triste e inconforme.
como bien dice esa frase que me da vueltas sin parar en mi cabeza de nubes: "por más que quiera cambiar el horizonte, este, jamás será vertical"
soy así. intento girar mispensamientos en la dirección que sea menos complicada, pero no sé en donde no hay complicaciones. hay un vacío.
esta noche me siento sola y no estoy sola, pero me siento así.
Esta noche me siento abandonada, y nadie me ha abandonado.
esta noche me siento engañada, y no sé si estoy siendo engañada.
Esta noche es una de esas noches en que no debería escribir cosas tristes.
Quiero llorar pero no me salen las lágrimas.
Sigo estando loca, tanto o más que el primer día en que decidí volver a escribir.


"Sin saber por qué,
podria gritar
a todo pulmón
que te necesito.
Sin embargo,
por saberlo bien,
no lo haré."


(vaya, es el siguiente dia después de haber escrito eso que está en la parte superior, y me estoy dando cuenta que ESTOY HARTA!!!!!!!!!!CANSADA, Y A PUNTO DE DECIR HASTA AQUI!! ESTOY HARTA. Perdón, necesito desahogarme)

8 comentarios:

Rafael dijo...

Quizás el primer momento de todo sea darse cuenta (de que estoy así o asá) y, supongo, después tomar cartas en el asunto, o no tomarlas. Y por último, esperar resultados, o no. Yo creo que son tres escalones: cómo estoy; qué he de hacer, o no; qué resultados hay-habrá, o no. Pero, repito, el primer paso es insalvable: darse cuenta. Loretxu,¿en qué escalón estás ahora tú?

Bear dijo...

Pues dilo!:)

Loretxu dijo...

En el primero Rafael...apenas en el primero...(que bueno verte!!!)

Loretxu dijo...

Bear, decirlo quiero, pero aun debo pensar en las consecuencias!!!voy paso a paso...

Rafael dijo...

En muchos momentos habremos observado la dicotomía entre estar solo y sentirme solo. Decía Winnicott que un indicador de la salud, significando aquí salud como bienestar, era la capacidad del ser humano de estar solo cuando está acompañado, y de estar acompañado cuando está solo. Los problemas comienzan cuando estando acompañado estoy solo no porque quiero, sino porque me lo imponen. ¿Cómo? De muchas maneras. La más evidente, a través del silencio. Pero hay silencios y silencios. Hay silencios de respeto y silencios que te silencian. O utilizando un término más patente: que te "asilencian". Y hay seres en nuestro entorno especialistas en "asilenciar". Desvían el tema. Soslayan tu emocionalidad ("estás todo el día quejándote", suelen decir). Son silencios espesos, y lo que es peor: esperados y temidos.
No sé Loretxu, si esto que acabo de escribir te sirve o no. Un saludo

Loretxu dijo...

te respondo.
Efctivamente me sirve en gran manera lo que has dicho."!O utilizando un término más patente: que te "asilencian". Y hay seres en nuestro entorno especialistas en "asilenciar". Desvían el tema. Soslayan tu emocionalidad ("estás todo el día quejándote", suelen decir). Son silencios espesos, y lo que es peor: esperados y temidos."
Eso, es justamente eso..... y hoy no doy màs...

santiago dijo...

entré desde el rincón de ana y bueno, me gusto loq ue leí
in saludo

Loretxu dijo...

bienvenido Santiago, Gracia spor la visita en mi cielo.